abril, 2014

El silencio administrativo, primer baremo de la opacidad institucional, aumentó respecto a 2012 pese a que las instituciones deberían estar trabajando ya para cumplir pronto la nueva norma.

foto_informe_tdas

En 2013, el año de la tramitación y aprobación de la Ley de Transparencia, las administraciones públicas españolas recurrieron en más ocasiones que en 2012 al silencio administrativo. A menos de ocho meses para la entrada en vigor de esta nueva norma en las instituciones de rango nacional, el 57% de las solicitudes de acceso a la información enviadas desde Tuderechoasaber.es, la primera web que simplifica este proceso en España, no recibió ninguna contestación. Este ratio supone un aumento del 3% respecto al año anterior. Así lo revela el Informe Tuderechoasaber.es 2013 (documento completo en .pdf) que hemos realizado Access Info Europe y la Fundación Ciudadana Civio, las dos organizaciones responsables de esta iniciativa.

CONSULTA O DESCARGA EL INFORME COMPLETO

Este informe se basa en el análisis de 654 solicitudes de información enviadas entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013. De ellas, 375 se quedaron sin respuesta. Los resultados de este trabajo no sólo muestran que las solicitudes de información respondidas (el 43%) son insuficientes, sino también la falta de respuestas adecuadas. Únicamente el 13% (84 solicitudes) recibió la información que se pedía. En el 11% de los casos las instituciones alegaron no poseer la información solicitada; un 7% de las respuestas fueron inadecuadas (casos en que lo contestado no tiene nada que ver con la pregunta); un 4% incompletas; un 4% remitió a formularios institucionales (una medida restrictiva respecto al correo electrónico) y el 2% de las solicitudes fueron rechazadas.

1_resultados_totales

“Los malos resultados de 2012 no sólo se mantienen sino que la respuesta de las instituciones incluso ha empeorado un año después. La opacidad se agrava al mismo tiempo que el Gobierno descarta introducir mejoras a una ley de acceso a la información que consideramos insuficiente y de cuya implementación, como antes de su tramitación, tenemos muy pocos detalles ”, señaló Victoria Anderica, responsable de campañas de Access Info Europe.

Ayuntamientos más opacos, comunidades más transparentes 

El informe revela un alarmante agravamiento de la opacidad en las entidades locales. Ayuntamientos, cabildos y otras instituciones de proximidad ignoraron el 81% de las solicitudes de información, un 11% más que en 2012. Estas entidades cuentan con un año extra de plazo para atajar este problema y no estarán obligadas a aplicar la nueva  normativa de transparencia hasta diciembre de 2015. En el caso de los órganos constitucionales, agencias estatales, organismos reguladores, empresas públicas y partidos políticos, el silencio administrativo se produjo en el 59% de las preguntas.

Por contra, las instituciones de alcance autonómico mejoran sus ratios de respuesta al ciudadano respecto al año anterior. Así, la callada por respuesta se redujo en las solicitudes a los gobiernos de las comunidades autónomas del 41% al 32%, estando varias de ellas inmersas actualmente en la tramitación de sus propias leyes de transparencia. Entre las comunidades autónomas, Cataluña es la que más solicitudes de información recibió en 2013. De 19 solicitudes de información, el 47% se saldó con silencio administrativo y el 31% fueron dirigidas a un formulario interno, por lo que la respuesta, si la hay, queda fuera del conocimiento público. “No siempre ha sido así. Hasta hace poco, la Generalitat admitía preguntas por correo electrónico, pero ha pasado recientemente a vetar esta vía de comunicación y se niega a facilitar una dirección de correo electrónico de contacto”, explica Eva Belmonte, responsable de proyectos de la Fundación Ciudadana Civio.

Asimismo, destacan los casos de la Comunidad de Madrid (19 solicitudes, en el 53% alegó no poseer la información), Galicia (nueve solicitudes y silencio en el 44% de ellas), Castilla y León (15 preguntas, ocho de ellas satisfactorias) y País Vasco (17 solicitudes, ocho satisfactorias).

“No poseemos esa información”

El silencio administrativo se redujo mínimamente en las entidades nacionales, principalmente ministerios: del 53% al 47%. De los más 550 organismos listados en Tuderechoasaber.es, el que más preguntas de ciudadanos ha recibido durante 2013 fue el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Aunque su porcentaje de silencio administrativo fue muy inferior a la media (17%), aseguró no poseer la información reclamada en el 48% de las solicitudes de información. El caso del Ministerio de Interior también es relevante: de las 19 solicitudes de información recibida ninguna fue respondida.

“A la espera de que la ley de transparencia se ponga en marcha, la gran mayoría de los organismos públicos demuestra no estar en absoluto preparada para su cumplimiento”, afirma Eva Belmonte. “¿Qué ocurre con las solicitudes vinculadas a información medioambiental, que sí cuentan con una ley en vigor desde julio de 2006? De las 38 preguntas relacionadas con este ámbito, casi un 40%, fueron ignoradas. Por eso insistimos en que la transparencia se debe más a la voluntad de las instituciones que a las garantías de una nueva ley”, explica.

A la cola de los países con plataformas similares

Tuderechoasaber.es se basa en un software llamado Alaveteli, y el primer país donde se aplicó fue Reino Unido en 2008, donde el 61% de las preguntas son contestadas de forma exitosa. En comparación, las entidades españolas suspenden y se ponen a la cola de casi todos los países con herramientas similares. Mientras que en nuestro país sólo el 16,7% de las preguntas reciben alguna respuesta, ya sea total o parcial, en República Checa llegan al 64%, en Hungría al 55%, en Nueva Zelanda al 56% y en Australia al 21% del total de preguntas presentadas. Sólo Túnez, con el 13% de las preguntas contestadas de forma exitosa, y Brasil (9%) se sitúan por detrás de España.

El ayuntamiento responde a una petición de información y desglosa el coste cero que, afirman, les supuso colocar una bandera de 14 metros de mástil en una plaza del municipio.

2796

El pasado 8 de noviembre, en un acto militar, la ciudad de Palencia colocó la bandera nacional en la plaza de España. Con un mástil de 14 metros, no ha costado ni un euro a las arcas del ayuntamiento, ya que fue encargada e instalada por la cuarta Subinspección General del Ejército y Comandancia Militar de Valladolid y Palencia. Pero, ¿cuánto supuso la celebración del izado de bandera? Gracias a la pregunta de Ainhoa Zabaleta y a la respuesta -muy completa- del consistorio, lo sabemos todo.

El secretario del alcalde contesta desglosando, uno a uno, los gastos de esa jornada, en un listado exhaustivo que pretende demostrar que no supuso ningún coste público. Gasto en banderas: 0 € (reciclaron las de otros actos municipales); vallas: 0€ (las 146 que se usaron son propiedad del ayuntamiento); gastos de personal auxiliar, contrato de azafatas, controladores, seguridad privada: 0€ (usaron voluntarios del comedor social ‘Siempre Contentos’); megafonía: 0€ (ya tenían megáfonos); hoteles, comidas: 0€ (los invitados llegaron a las 16.30 horas y se marcharon ese mismo día); autobuses o kilometraje: 0€;  10 Voluntarios Agrupación Protección Civil de Palencia 0 € (aunque este gasto nulo no queda claro, porque luego matiza que el personal que colaboró en el acto durante cuatro horas es el mismo que el que acude a manifestaciones, maratones o cabalgatas de reyes, pero se entiende que cobran por esas horas de servicio).

Para acabar con el listado, el secretario añade que tampoco gastaron nada en regalos a los militares participantes. Eso sí, aprovecha la oportunidad para comentar que la semana anterior, en un acto similar en Rueda, ese ayuntamiento sí hizo regalos a los militares asistentes. En concreto, dio una botella de vino a cada uno de sus 90 invitados.

Además de criticar, de soslayo, al municipio vecino, el ayuntamiento de Palencia aprovecha para glosar los beneficios del acto: más de 3.000 palentinos participaron y tuvo repercusión en medios. Además, destaca, se recaudaron 4.000 euros para el comedor social. Para finalizar, ensalza -en mayúsculas- que la colocación de la bandera sirvió para “FORTALECER LAS RELACIONES CON EL EJERCITO POR PARTE DEL AYUNTAMIENTO DE PALENCIA Y QUE DESDE ENTONCES LA PLAZA DE ESPAÑA TENGA UN SÍMBOLO QUE NOS DEBE UNIR A TODOS COMO ES NUESTRA BANDERA”.

En paralelo, comenta que este tipo de actos son habituales: se han celebrado en 36 municipios españoles, “muchos de ellos capitales de provincia”, en los últimos cuatro años. Por eso Ainhoa ha dado un paso más y ha trasladado la pregunta la Ministerio de Defensa, esta vez enfocada en el gasto para las arcas de los Presupuestos Generales del Estado del acto de Palencia y otros similares en otras ciudades de España.