Congreso de la Diputados

El 19 de noviembre de 2012, David Cabo envió a través de la web Tuderechoasaber.es una solicitud de información al Congreso de los Diputados. En ella solicitaba “una copia del Presupuesto del Congreso para 2013, aprobado por la Mesa del Congreso a finales de septiembre de 2012”.

La página web del Congreso no facilita actualmente un desglose de la dotación económica destinada a la Cámara Baja en 2013, y los Presupuestos Generales del Estado 2013 tampoco revelan esta información con suficiente nivel de detalle. Como la prensa (ver “El Congreso aprueba su presupuesto para 2013 con cifras por debajo de lo que tenía en en 2006”, Europa Press, 25 de septiembre, 2012) da a entender que esta información debe de constar en algún documento, David optó por solicitarla al Congreso.

A los pocos días, el 21 de noviembre, la Dirección de Comunicación del Congreso de los Diputados le remitió a los Presupuestos Generales. Estando al corriente de que los mismos no facilitan la información detallada, David insistió en pedir “el desglose a un nivel inferior, el de conceptos y subconceptos”.

Durante cerca de dos meses no obtuvo respuesta alguna. El 15 de enero, David lo intentó una vez más, la tercera. En esta ocasión pidió, además, “información sobre la ejecución” de estos presupuestos.

El 16 de enero de 2013, dos meses después de enviar la primera solicitud, David recibió la siguiente negativa de la Dirección de Comunicación del Congreso de los Diputados:

La decisión de dar o no a conocer estos datos corresponde a la Mesa de la Cámara. Es importante recordar que en esta institución se está tramitando actualmente el Proyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, sobre el que los diputados no han alcanzado (a fecha de hoy) un acuerdo relativo a las enmiendas al texto. Con la futura ley en la mano, la información que solicita David será pública y accesible. Hasta entonces, el Congreso está ante una oportunidad más de predicar con el ejemplo y ejercer la transparencia por vocación de servicio público, en lugar de por imperativo legal. La Mesa de la Cámara prefiere no aprovecharla.

Ante esta nueva negativa, siempre preferible al “silencio administrativo”, es necesario recordar:

  • El ejemplo que representan otros parlamentos europeos, como el inglés y el irlandés, que dan a conocer a los ciudadanos información sobre sus gastos con un alto grado de desglose, y de los que la cámara española debería adoptar algunas de sus buenas prácticas. La creciente desconfianza, cuando no animadversión, hacia la función pública que revelan las encuestas también exige medidas como esta.
  • ¿Por qué pedir los Presupuestos detallados del Congreso para 2013? Porque a día de hoy el Congreso aún no ha desvelado en su totalidad información tan importante para la sociedad y para el buen funcionamiento de la cámara como es el sueldo que cobran los diputados por su actividad parlamentaria. ¿Quieres saber si los miembros de la Mesa y los portavoces de los grupos parlamentarios cobran más de un complemento? ¿Cuánto cobran los diputados miembros del Gobierno? La respuesta, hoy, es que no puedes saberlo. Y no son sueldos y complementos lo único que nos interesa.
  • Tampoco podemos conocer el gasto que supone para el Congreso (en transporte, alojamientos, dietas, etc) la actividad internacional que desempeñan los diputados con sus viajes. La Mesa accedió en diciembre a publicar estos desplazamientos en la web, pero ha declinado dar a conocer su coste.

Todo el equipo detrás de Tuderechosaber.es cree que la práctica de facilitar los presupuestos detallados en favor de la transparencia debería ser adoptada ya por todas las instituciones del Estado, incluso sin que tenga mediar una ley que, como hemos insistido, resulta insuficiente.

El Senado tiene sobre la mesa una solicitud idéntica a la del Congreso. El 22 de enero, David obtuvo esta respuesta:

Esperamos poder contaros pronto que el Senado da un paso decidido hacia la transparencia y la generación de confianza.