Amigos de la Tierra

mapa campos experimentales españa

  •  Castilla y León acoge 40 de los 62 experimentos solicitados por empresas
  • Las organizaciones denuncian que el Gobierno da la información cuando la mayoría de los experimentos ha finalizado

Madrid 13 de noviembre de 2013– Amigos de la Tierra, Access Info Europe, COAG, Plataforma Rural y Red de Semillas  han publicado hoy el mapa con la ubicación exacta de los campos experimentales con transgénicos (también se puede consultar el mapa). El Gobierno ha proporcionado la información a las organizaciones fuera de plazo, cuando la mayor parte de los experimentos han finalizado. Los experimentos al aire libre con cultivos transgénicos presentan elevados riesgos ambientales y sanitarios. Ante los numerosos casos de contaminación en todo el mundo las organizaciones solicitan al gobierno mayor transparencia y rigor en torno a los transgénicos.

Esta información se ha obtenido a través de una solicitud de acceso a la informaicón y forma parte de una campaña en tuderechoasaber para mejorar la transparencia de campos de transgénicos en España, hay más solicitudes sin respuesta que puedes apoyar (localización de campos y localización de parcelas donde se liberan organismos modificados genéticamente). España se ha convertido en el campo de experimentación de las multinacionales del sector debido a que el Gobierno ha ocultado su localización exacta. Así España acoge el 67% de todos los experimentos realizados en Europa. También ha sido el lugar elegido por la empresa británica Oxitec para la primera liberación de moscas transgénicas en todo el mundo, experimento aún pendiente de autorización.

Mientras el resto de países europeos publican esta información en páginas web oficiales, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha ocultado durante muchos años esta información. “La transparencia es imprescindible para que se produzca un debate serio sobre el uso de los transgénicos. Al proporcionar la información tarde el Gobierno ha incumplido con el Convenio de Aarhus y con la ley de acceso a la información ambiental”, afirmó Victoria Anderica de Access-Info Europe.

El 80% de las solicitudes de experimentación en España son realizadas por empresas multinacionales, con Bayer a la cabeza con dieciséis solicitudes, seguida por Monsanto y KWS con seis experimentos cada una. “Tanto Bayer como Monsanto tienen un conocido historial de escándalos de contaminación: en 2006 fue el arroz de Bayer el que invadió la cadena alimentaria, este año ha sido el turno de Monsanto, responsable del caso de la contaminación con trigo que puso patas arriba el mercado mundial de trigo el pasado verano”, añadió Blanca Ruibal responsable de Agricultura y Almentación de Amigos de la Tierra

La mayor parte de los experimentos solicitados en 2012 y 2013 por las empresas biotecnológicas han tenido lugar en ubicaciones desconocidas de Castilla y León, muchos de ellos con remolacha transgénica. “El cultivo de la remolacha es muy importante en la región. Los agricultores no queremos experimentos con remolacha transgénica, si se contaminan nuestros cultivos tendríamos serios problemas para comercializar nuestra producción”, afirmó Prisciliano Losada, Secretario Técnico de COAG Castilla y León.

El riesgo de contaminación es muy alto en el caso de la remolacha, debido a que es una planta cuyo polen alcanza grandes distancias. Aunque no es autóctona, existen poblaciones asilvestradas de remolacha en muchas zonas.

“Los transgénicos no benefician al campo. Un medio rural vivo solo es posible con una agricultura respetuosa con el medio ambiente, diversa y de pequeña escala. Los transgénicos representan el modelo opuesto, solo benefician a las grandes multinacionales mientras los campesinos y campesinas tienen que abandonar el campo” añadió Jerónimo Aguado de Plataforma Rural.

Las organizaciones  denuncian también la ausencia de información por parte las Consejerías de Agricultura de las Comunidades Autónomas que tiene la competencia de aprobar la realización de campos experimentales en sus territorios. Su gestión se caracteriza al igual que el gobierno central por la opacidad. Las organizaciones demandan que en cumplimiento de la ley esta información se publique directamente por la administración

España es el único país de la Unión Europea que cultiva a gran escala alimentos transgénicos (o modificados genéticamente), mientras que en otras grandes potencias agrarias, como Francia o Alemania, está prohibido. Según datos de 2011, por ejemplo, se calcula que hay unas 100.000 hectáreas de maíz transgénico en nuestros cultivos. Su ubicación es secreta, a pesar de que la legislación europea exige la creación de un registro público con la localización exacta de los mismos.

El cultivo comercial de transgénicos en España cuenta con la oposición del 53% de los ciudadanos, además de ocasionar contaminación genética ambiental y daños económicos a los agricultores ecológicos. Sin embargo, los alimentos transgénicos han sido promovidos por los sucesivos gobiernos desde su inicio en los años noventa, con la colaboración de Estados Unidos, según desvelan los cables de Wikileaks. Estos cables también revelan que España cultiva el 75% del maíz transgénico de la UE.

Las ONGs Access Info Europe y Amigos de la Tierra se han unido en campaña junto a Tu Derecho a Saber, para poner de manifiesto el sistemático incumplimiento por parte del gobierno de la legislación europea vigente en materia de transgénicos. Ambas organizaciones han utilizado esta plataforma ciudadana para pedir al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la localización exacta y la extensión de las parcelas dedicadas al cultivo de maíz transgénico en España.

Según ambas organizaciones, el gobierno no cumple con diversas normativas al respecto, como la Directiva Europea aprobada en el 2003, que obliga a crear un registro publico de parcelas cultivadas con transgénicos; y a nivel internacional, el Convenio de Aarhus. Además, el gobierno tiende a ignorar cualquier solicitud de información sobre este tema, por lo que aumenta la importancia y la eficacia de la colaboración de diferentes organizaciones en campañas conjuntas con Tu Derecho A Saber.

Por ello, desde Tu Derecho A Saber te animamos a seguir esta petición y apoyar cualquier otra iniciativa que ayude a mejorar la transparencia en el cultivo de alimentos transgénicos o modificados genéticamente en España. Te recordamos que puedes hacerlo de diferentes maneras: siguiendo la petición anterior, realizando tu propia solicitud de información, o pinchando en el botón de ‘yo también quiero saber’.