La Secretaría de Estado de Comercio responde a una pregunta muy concreta sobre armamento.

origin_3764584757A preguntas concretas, respuestas concretas. José Ignacio Díaz demostró ser un experto en el tema cuando pidió a la Secretaría de Estado de Comercio las estadísticas españolas sobre exportación de armas. Además de reclamar un criterio unificado para poder valorar qué armas de qué tipos se exportan (ya que encontró problemas de compatibilidad entre los informes aduaneros y ciertas clasificaciones del Gobierno), hizo una pregunta muy concreta: ¿Exporta España vehículos para el sembrado de minas? La respuesta llegó, esta vez sí, para asegurar que no es así.

En otras ocasiones es más difícil acceder a según qué tipo de información, sobre todo en aspectos tan peliagudos como las armas químicas. En junio, Paloma preguntó al mismo organismo, la Secretaría de Estado de Comercio, sobre las sustancias precursoras de armas químicas. En concreto, quería saber el número de toneladas de estos productos y a qué países se habían exportado entre 1980 y 1988.

La primera respuesta fue para negar la información, porque en 1987 se clasificó como secreta. ¿Y los datos de los años anteriores? En la segunda respuesta, el organismo tenía una nueva razón para no ofrecer esa información: no cuentan con bases estadísticas anteriores a 1988.

Aunque ninguno de los ciudadanos consiguió toda la información que reclamó, la Secretaría de Estado de Comercio se ha tomado la molestia de contestar de una manera eficiente y respetuosa preguntas muy concretas y perfectamente formuladas, algo que no ocurre en más de la mitad de las solicitudes de información.

Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0
Haz una pregunta
  • José Ignacio Díaz

    Posted: 10/22/2013


    Hola, la verdad es que es de agradecer que la Secretaría de Estado de Comercio esté contestando a las preguntas. Pero es tan poco lo que han aclarado hasta ahora y hay tantas dudas todavía... ¡Estamos hablando de comercio de armas, no de naranjas! Cada euro descontrolado acabará tarde o temprano con la vida de una persona. Sería maravilloso que no existiesen los ejércitos armados, pero este mundo está muy lejos de esto; nos encantaría también que en nuestro nombre no se fabricasen armas, pero aquí tampoco hay mucho que hacer... Pero no es utópico pensar que podemos tener una transparencia y un control total sobre qué es lo que exportamos y a quien se lo exportamos. Responder



  • You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>